Encargos, muebles y sillas


Aparadores

Proceso de trabajo, (lijado , tratamiento, selladora, y pintura acabado final), de diferentes encargos, en el que se tiene en cuanta el espacio y  cliente a quién va dirigido, teniendo en cuenta esto el resto del trabajo tiene cierto margen de creatividad personal.




Consola y escritorio

La consola, el cliente pidió el acabado de una forma determinada, por lo que se eliminó el detalle en dorado que yo había puesto para destacar el trabajo en relieve del frontal, quedando patinado, más suave.


Escritorio en dos piezas de los años cincuenta, iba destinado a un despacho, me costó dar con algo que uniera el estilo del escritorio y al cliente que iba destinado. Di con un libro de «Educación y Matrimonio» de aquella época que me vino al pelo para utilizar sus hojas de fondo encolando la puerta que hace de mesa, me inspiró, dibujando sobre el papel en blanco y negro dos niños estudiando. Conozco al cliente tiene gustos modernos en arte, pero era difícil para mi darle ese aire al escritorio, me pedía algo acorde con él. En cierta forma en sí mismo es una crítica a la educación de la época.


Librería y escritorio, despacho.

Habitación rectangular  para estudio de trabajo, librería en madera de roble, todo en madera, vigas en el techo y cortinas de saco.

Para aligerar el espacio pinté el mueble de la librería en blanco roto , la lámpara del techo, y la mesa con pintura a la tiza, para integrar el conjunto del color madera de las vigas del techo, que quedaron tal cual, y el armario de la pared de entrada a la habitación.


Sillas y Sillón


Espejo expositor

En este caso se pedía un acabado envejecido, vintage. Con lo que no apliqué selladora, directamente pintura a la tiza en blanco.


Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba